Mostrando todos los resultados (4)

La hora del baño y del masaje son dos de los momentos más placenteros del día, no solo para tu bebé, sino también para ti. Por eso es tan importante elegir bien los productos que aplicarás sobre su piel. Por ello, te ofrecemos una gama de productos dermatológicamente testados para que elijas el más adecuado y disfrutes de estos momentos junto al rey de la casa.

Valorado en 5.00 de 5
14,95 (IVA incluido)
9,95 (IVA incluido)
12,80 (IVA incluido)

Aceites de bebé: los placeres del baño y el masaje

La necesidad de hidratación de la piel del bebé es muy importante para mantenerla en perfecto estado. Por ello, lo ideal es hacer uso de algún tipo de loción o aceite para bebés que estén especificadas para cada tipo de piel, como sucede con los adultos.

En el caso de los bebés encontramos dos tipos de aceites: los de baño y los de masajes. Ambos aportan grasos esenciales e hidratación a la piel.

Los aceites de baño para bebés son muy fácil de usar. Simplemente basta con echar unas gotas del aceite en el agua tibia de la bañera y remover. Después, limpia su piel como harías normalmente, dando pequeños masajes que ayudarán a su vez a relajarle. Con ese sencillo gesto la piel del bebé absorberá todos los nutrientes del aceite y evitará que pierda humedad. De esta forma estará hidratada y más protegida frente a irritaciones y asperezas.

Por su parte, el aceite de masajes para bebé es perfecto para terminar de relajar al bebé antes de dormir. Gracias a su textura y aroma será un momento muy agradable para el pequeño, pero también para ti. El masaje es uno de los momentos que más ayuda a crear un vínculo entre el bebé y el padre o la madre.

Cuando vayas a aplicar el aceite sobre la piel de tu pequeño, no lo hagas directamente, es mucho mejor que eches una pequeña cantidad sobre tus manos, lo calientes y posteriormente la apliques sobre la piel del bebé. Podrás ir añadiendo más aceite a medida que vayas realizando el masaje, por eso es importante usar la cantidad justa, ni demasiado, ni muy poca.

Los aceites de masaje de origen vegetal natural son de absorción más rápida que los minerales y cuentan con un mayor número de vitaminas y ácidos como el oleico, linoleico o linolénico, además de estar enriquecidos habitualmente con aceites esenciales.