Mostrando todos los resultados (2)

Los productos que utilizamos para el baño del bebé deben ser lo más suaves e hipoalergénicos posibles, ya que entrarán en contacto directo con su piel. En DermaBebé siempre recomendamos que estos estén elaborados a base de ingredientes vegetales, evitando los aceites minerales derivados del petróleo, sin parabenos ni otras sustancias tóxicas y con fórmulas que no alteren el pH de la piel de nuestro bebé. Es uno de los mejores momentos del día y hay que elegir bien el champú y gel de bebé más beneficioso.


Champús y geles para bebé: naturales e hipoalergénicos

Los papás y las mamás son especialmente cuidadosos a la hora de elegir los productos para el baño. La mayoría cuenta con elementos químicos y productos que en mayor o menor medida pueden resultar tóxicos. Por eso es importante conocer cuáles son las alternativas y que el baño del bebé se convierta en un momento relajado y sano para su piel.

Para el bebé resulta un momento relajante y de confort gracias a los masajes que recibe y el agua tibia. Pero no debemos perder de vista que también resulta un momento perfecto para estimular sensaciones olfativas y táctiles que harán que se relaje aún más.

Pero vayamos a lo importante. Existen dos productos básicos con los que hay que tener especial atención. Se trata del gel bebé y del champú bebé. Elegirlos es una responsabilidad importante ya que deben elegirse aquellos que cuenten con una base de elaboración de productos naturales e hipoalergénicos. Evitando todos los que contengan sustancias tóxicas o nocivas.

Los geles han de ser especiales para pieles sensibles, no importa si el bebé es alérgico o no, su piel siempre es sensible por lo que además debe contar con un pH adecuado que no altere la acidez de su piel y no provoque irritaciones.

Lo ideal es usar productos que no cuenten con jabones ni detergentes que pueden alterar el manto de grasa natural que cubre la epidermis y que al mismo tiempo la protege.

Aunque nos encanta que nuestro bebé huela bien, si queremos cuidar de su piel, es importante evitar aquellos geles que tengan perfumes alergizantes cuyas consecuencias puedan ser inconvenientes.

Es mejor elegir productos sin colorantes ni conservantes, parabenos o aceites minerales derivados del petróleo como la vaselina o la parafina líquida, pero que tengan fórmulas específicas hipoalergénicas.

En el caso del champú es probable que hasta que no tenga un año no sea necesario su uso. Hasta ese momento o en el caso de que el bebé tenga una cantidad de pelo considerable o problemas de costra láctea, podemos lavarlo con el mismo gel neutro. Precisamente por ser más natural que otros productos se puede usar de manera segura en la cabecita, ya que son muy suaves.

Las recomendaciones a la hora de elegir un champú son las mismas que con los geles, sustituir productos químicos por fórmulas a base de aceites vegetales de manzanilla, caléndula, aloe, árnica, etc.