Mostrando todos los resultados (4)

Atrapa la atención de tu bebé mientras le das de mamar, el biberón o simplemente le tienes en brazos o en el portabebé. Los collares de lactancia no son un juguete, son un complemento bonito y práctico para la madre con el que estará distraído y evitarás tirones de pelo y arañazos. Esta es nuestra selección de collares de lactancia:

Valorado en 4.00 de 5
18,45 (IVA incluido)

Collares de lactancia: atrae su atención en el momento apropiado

Dar de mamar al bebé es sin duda una experiencia maravillosa. A cualquier mamá le encanta sentir el contacto con el bebé en un momento tan íntimo y tan tierno. Sin embargo, no podemos obviar el hecho de que también cuenta con algunos momentos menos agradables cuando, por ejemplo, el instinto del bebé le lleva a agarrar con fuerza aquello que tenga cerca mientras mama.

Por eso, a la hora de alimentar al bebé un collar de lactancia puede ser una ayuda importante para evitar arañazos, tirones de pelo y pellizcos del pequeño. Los collares de lactancia son sin duda una buena manera de evitar estas molestias, al mismo tiempo que podemos entretener al bebé para que haga sus tomas de una manera relajada.

Los collares de lactancia no son un juguete y están pensados para la madre. No obstante, son perfectos para ayudar a esos bebés inquietos a los que les cuesta concentrarse a la hora de mamar. Se trata de un collar que la mamá o el papá se coloca el collar en el cuello mientras le da el pecho o el biberón para que el pequeño pueda coger, apretar y curiosear todo el tiempo que quiera mientras sus papás lo alimentan. Además, al mismo tiempo desarrollarán sus sentidos y la motricidad fina.

Pero, por supuesto, no servirá solo a la hora de comer, también se puede llevar puesto en el momento del porteo, mientras paseamos con el bebé en brazos, de manera que estará distraído, relajado y entretenido.

Los diseños de la mayoría de los collares de lactancia son divertidos, con multitud de colores, además de texturas muy agradables. Será además un accesorio muy divertido para completar tu look, sin que nadie adivine lo que es a simple vista.

Estos elementos con el paso del tiempo y a medida que al bebé comiencen a nacerle los dientes, también puede servir como collar mordedor para aliviar el dolor que siente con la aparición de estos. Los materiales de los que están elaborados son totalmente antibacterianos, no hay ningún problema si el bebé juega a chupetearlo o morderlo. Eso sí, no es un juguete, el bebé siempre debe estar vigilado cuando esté en contacto con el collar.

Los materiales de los que están elaborados los collares de lactancia son variados, aunque en DermaBebé nos decantamos por ofrecer los de silicona alimentaria y/o madera homologados y fabricados con materiales libres de sustancias tóxicas.

¿Y cuando el bebé se hace mayor? Ya no tendrás que ponértelo para él, podrás seguir luciéndolo como un accesorio divertido con el completar tu look.