Mostrando todos los resultados (3)

Uno de los momentos más importantes para la salud y la higiene de nuestro bebé es sin duda la hora del cambio de pañal. En Dermabebé contamos con las mejores cremas para el culete de tu bebé y que este se sienta confortable, cómodo y sin irritaciones. Tu bebé es lo más importante para ti, pero también lo es para nosotros.


Crema para el culete del bebé

Una de las grandes preocupaciones de las mamás y los papás es la dermatitis del pañal y es que la humedad y la fricción pueden hacer que la zona se irrite y provoque escoceduras.

Si eres mamá o papá primerizo, no te preocupes, si utilizas las mejores cremas para bebés cuando llega la hora del cambio de pañal, tu bebé estará limpito y no sufrirá irritaciones.

A continuación vamos a darte algunos consejos y vamos a tirar por tierra algunos mitos sobre la crema para el culete del bebé que, seguro, te harán sentir mucho más tranquilo a la hora de cambiar pañales.

Sobra decir que los productos de higiene del bebé son muy importantes para el bienestar de nuestros hijos, pero es especialmente importante elegir los más adecuados para la piel de nuestro bebé, ya que no todas las cremas para bebés ofrecen los resultados que esperamos.

Las cremas de pañal ofrecen una gran protección y solucionan los problemas de irritación del culito del bebé, sin embargo, no es necesario utilizarlas de manera diaria, solo cuando se produzca la irritación. Por norma general las cremas para el culito del bebé no son las adecuadas para prevenir la dermatitis general, solo la que es provocada, como decíamos antes, por la irritación del pañal.

A la hora de elegir la mejor crema de pañal es preferible decantarse por aquellas que no contengan parabenos, aceites minerales, SLS/SLES, perfumes (que no sean libres de alergias) o cualquier otra sustancia química, nociva o tóxica. Por ello, los productos ecológicos o naturales son una gran alternativa.

En cualquier caso y aunque las cremas para el culete del bebé son muy importantes, lo ideal a la hora de cambiar el pañal del bebé es una buena higiene. Para ello lo mejor es limpiarlo con agua tibia y un jabón neutro y sobre todo, secarlo bien a toquecitos con una toalla suave para evitar que la humedad pueda provocar irritaciones y la aparición de la tan temida dermatitis del pañal.