Mostrando todos los resultados (3)

Los forros son uno de los complementos más útiles y prácticos que podemos encontrar para los pañales de tela. Hacen más rápida y fácil la limpieza del pañal, a la vez que mantienen seca la piel del bebé. Esta es nuestra selección de forros para pañales de tela:

-15%
-15%
-15%

Forros para pañales de tela: ¿desechables o lavables?

Los forros para pañales de tela pueden convertirse sin duda en uno de los grandes aliados de los papás y mamás. Un accesorio opcional para pañales de tela que destaca por su practicidad.

Se trata de capas finas, lavables o desechables, que van colocadas entre el pañal y el culito del bebé. Su función básica es facilitar la limpieza, ya que permiten que el líquido pase hasta el pañal. Así, retienen las deposiciones sólidas que pueden ser retiradas después rápidamente.

Por otra parte, muchos forros incorporan el efecto “siempre seco”, es decir, se mantiene toda la humedad aislada de la piel del bebé, evitando irritaciones y la aparición de dermatitis. Este efecto consiste en dejar que el líquido pase en un único un sentido: siempre hacia el absorbente y no de vuelta.

Podremos elegir entre los que están fabricados de celulosa, que son desechables, o de tela, lavables.

En el caso de los forros de celulosa, su practicidad es máxima. Nos permite esencialmente eliminar las deposiciones sólidas, retirándolas del pañal pero manteniendo este limpio en el caso de que el bebé no se haya hecho pipí y, por tanto, evitar tener que cambiar de nuevo el pañal. Una vez retirado el forro de celulosa, solo tendremos que tirarlo de manera cómoda y ecológica, ya que no dañan el medio ambiente. La celulosa de la que están fabricados estos forros es absolutamente biodegradable.

En el caso de los forros lavables, los de tela, se fabrican con unos tejidos que facilitan la limpieza de las deposiciones y evita que el bebé se sienta húmedo.

Una manera sencilla, ecológica y económica de mantener siempre limpio y seco el culito de tu bebé. Y siempre respetando su piel en una zona tan delicada y propensa a sufrir irritaciones.