Mostrando todos los resultados (11)

Si hay existe un elemento imprescindible en la vida de nuestro bebé, y por qué no decirlo en la de los papás, esos son los sonajeros y los mordedores. Nada en este mundo es capaz de entretener y tranquilizar más a los reyes de la casa. Esta es nuestra selección:

Valorado en 5.00 de 5
11,95 (IVA incluido)

Sonajeros y mordedores: tranquilizan y entretienen

Además de hacer ruido o tener la posibilidad de morderlo, los sonajeros y los mordedores favorecen el desarrollo motriz de los bebés al tener que manejarlos, estimulando así sus sentidos.

Aprender a coordinar los movimientos con estos juguetes para bebés es imprescindible para su desarrollo. Si además el pequeño se divierte mientras lo consigue, el objetivo se cumple sin dificultad. Y aunque al principio tendremos que guiarles en su uso y habrá que sujetarlo y recogerlo una y mil veces, el pequeño irá coordinando cada vez mejor su juego y este se convertirá en algo absolutamente autónomo con lo que pasar un buen rato.

Los mordedores y los sonajeros pueden ser también la mejor manera de acostumbrar al bebé a determinadas rutinas. Es decir, si acostumbramos a dejarle jugar con el sonajero a nuestro bebé para después darle un relajante baño, sabrá que después de esta experiencia tan divertida ha llegado la hora de descansar y dormir.

En el caso de los sonajeros existen multitud de opciones: blanditos para los bebés más chiquitines, multijuegos para que experimente y desarrolle sus capacidades a medida que crece, con mordedor incorporado, de diferentes texturas…

Todo un universo de juegos y experimentación que seguro hará las delicias del rey de la casa.